Observar es la clave para el autoconocimiento.

Ante un hecho que desafía con dolor, observa la profundidad de enseñanza que te puede aportar esa situación.

 

Las que nos presentan una dificultad son Maestras, porque permiten que desarrolles un nivel más alto de consciencia. Cada situación te permite dar un avance hacia la única solución que es buscar detrás de todo el Amor. El alivio surge cuando logro comprender que desafío me he autoimpuesto (al crear esta situación) para avanzar y crecer. No existen los culpables, sino seres que se prestan como actores que nos muestran nuestras propias heridas y las propias cualidades que necesitamos desarrollar detrás del aparente conflicto. Cuando dejo de luchar con otro y tomo toda esa energía hacia mí mism@, comienzo a dar un gran paso para autoconocerme y avanzar.

La vida siempre es avance. Nos quedamos entrampados en el dolor, en las sensaciones de culpa, en el odio, en buscar afuera. Si le das una vuelta a la situación y comienzas a preguntarte: ¿Qué tengo que aprender con esta situación? ¿Qué cualidad (es) desarrollaría si busco la solución más amorosa?¿Cuánta paz gano si suelto esta situación?. La respuesta es la que me permite seguir el flujo de la continuidad de la vida que es avanzar aprendiendo de las experiencias, pero sin quedarse entrampado en las emociones más tiempo del necesario.

 

Dejar comentario

Shopping Cart
Scroll to Top